Según Trendwatching.com en su informe "5 Tendencias de los Consumidores para el 2016", la omnipresencia contextual es una de las tendencias que se van a desarrollar para este año. Pero ¿qué quiere decir este término?

La idea es que una marca (producto-servicio) pueda estar al mismo tiempo en cualquier lugar, teniendo en cuenta que si perdemos una necesidad de un cliente en un momento dado, seguramente ya no volvamos a disfrutar de esa oportunidad.

En este informe se llama la atención de que aunque haya marcas que tratan de poner en marcha esta estrategia, se centren más en el cómo (tecnología) que en el porqué (necesidades del cliente). Las marcas inteligentes tratan de despejar  la ecuación:

canales innovadores + contextos diferenciados = sitio correcto + tiempo correcto

Veamos algunos casos de esta innovadora estrategia. Por ejemplo, las lavadoras y otros electrodomésticos se convirtieron en los canales de distribución via Amazon´s Dash Button.



También en mayo de 2015 Antwerp´s Hotel Bank lanzó el Minifashion Bar ofreciéndose ropa y accesorios en las habitaciones del hotel, estando la oferta en función de las actividades y la meteorología, todo ello con un conserje dedicado a la moda en el hotel.



También hay ejemplos relacionados con los contenidos en internet y la captación de atención por parte de los consumidores. En septiembre de 2015, Telefónica  Investigación publicó un informe que decía que eran capaces de determinar con un 83% de fiabilidad cuando un usuario de un smartphone estaba aburrido siguiendo los parámetros de uso. Cuando esto era así, a los usuarios se les enviaban recomendaciones de contenido de Buzzfeed.


Parece que nos tendremos que ir olvidando de hablar del multicanal y abrazar al omnipresencia contextual. ¿Se os ocurre alguna otra ecuación canal + contexto que pueda funcionar?