En un post anterior hablé del crowdsourcing como una forma de poner en marcha la innovación participativa. Casi siempre solemos poner como ejemplos proyectos que vienen de otros países, sin embargo, esta vez tengo el placer de daros a conocer una iniciativa de crowdfunding española: Lanzanos.com, la cual presenta diferentes proyectos que puedes apoyar mediante tu financiación para ponerlos en marcha. (ver info sobre promotores)

La dinámica es sencilla. Alguien tiene una idea creativa y propone y explica su proyecto en lanzanos.com ; luego la comunidad ve los proyectos y si le parecen interesantes y se encuentran en fase de financiación puede apoyarlos; los proyectos ofrecen recompensas a las personas que los apoyan; por último si se llega al 100% de financiación los proyectos se llevan adelante y el proponente recibe la financiación y los financiadores sus recompensas. Sencillo, ¿no?

Los proyectos son variados, hay ideas como escribir una libro, realizar un documental o salvar un animal. Pero también hay proyectos ligados a la investigación y a la innovación. 

Dejadme que os hable del proyecto Computador Biológico,( www.arcanumproject.com ) de la Universidad de Sevilla, el cual solicita una financiación de 5.000 € para desarrollar un proyecto de investigación científica con el fin de presentarse al prestigioso concurso anual sobre biología sintética que desarrolla el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT).

El grupo de investigación explica que necesitan la financiación para poder comprar todo tipo de materiales de laboratorio que les permita llevar a cabo los experimentos para hacer realidad una calculadora biológica.

Las recompensas que ofrece este proyecto van en función de la cantidad aportada; para donaciones de 30€ la recompensa es un kit de siembra de microorganismos con una especie a tu elección de su catálogo, mientras que si aportas 150€ podrás visitar el laboratorio y ver cómo se trabaja.
Por cierto, el proyecto ha conseguido recaudar toda la financiación que solicitaba.
Parece que el crowdfunding sí que es factible, ¿os animáis?