Recientemente han sido publicados los resultados correspondientes al año 2009 de la Encuesta de Innovación Tecnológica en las Empresas del INE y me temo que los resultados están acusando la crisis de una forma ostensible. La cifra de gastos en innovación ha caído hasta los 17.636 millones de €, lo que representa un retroceso del 11,5% en la cifra de gasto sobre el año anterior. 

Los gastos de I+D representaron un 55% del total frente a un 45% de gastos destinados a otras actividades innovadoras. Por otra parte el número de empresas innovadoras también sufre una notable contracción, pasando de 46.877 en el año 2007 a 42.206 en el año 2008 y 39.043 en el año 2009, lo que supone una pérdida de casi 7.000 empresas innovadoras en tres ejercicios, habiendo pasado el porcentaje de empresas innovadoras del 23,5% en el 2007 a un 21% en el 2009, vamos para dar miedo.

Por Comunidades autónomas las cifras vienen a reflejar lo de siempre, entre Madrid, Cataluña y País Vasco concentran un gasto de 12.122 millones de € en innovación, lo que supone casi un 70% del total de mismo, de la misma manera entre las tres comunidades cuentan con 17.404 empresas innovadoras, lo que asciende a un 44,57%, desprendiéndose de esta cifra que el gasto medio por empresa es mucho mayor que en el resto.

Además, hay verdaderos descalabros en el gasto de innovación, por ejemplo en Extremadura cae un 56% o un Canarias un 40%. Solo Castilla y León y Aragón presentan datos positivos de crecimiento del gasto.

Son datos para estar preocupado, los presentemos como los presentemos. Sobre todo si pensamos que entre 14 CC.AA. se alcanza un gasto en innovación ligeramente superior a los 5.000 millones €. Para que podamos comparar esta cifra con alguna magnitud que nos devuelva a la realidad les diré que tan solo Nokia en el año 2009 invirtió más de 5.900 millones de €, así que dejemos de tratar de vender cifras que solo nos deben hacer pensar en afrontar de una vez por todas la necesidad de INNOVAR como única respuesta a la situación en la que nos encontramos y de la que no vamos a salir a no ser que nos pongamos manos a la obra.

Ya sabéis, el próximo post, pronto, pronto si nos dejan los controladores ;)